Archivo de la categoría: Nuevas Esencias Mediterráneas

BIENESTAR CON ELIXIRES FLORALES TAMBIÉN EN NUESTRA PIEL

 

Las Flores de Bach son unas herramientas sencillas que nos brinda la naturaleza para salvar situaciones difíciles que la vida nos plantea: separaciones, duelos, estados de tristeza, apatía, enfado, nerviosismo, angustias… Son una excelente terapia que nos acompaña y colabora con otras tales como el quiromasaje, reiki, reflexoterapia, kinesiología, psicología, PNL…

Es poco conocido que las esencias florales actúan también a nivel tópico. La piel también sufre sacudidas, golpes, quemaduras, picaduras, dolores que no se escapan a desequilibrios emocionales y que se pueden tratar con cremas. Aplicar una crema enriquecida con Flores de Bach supone calmar y restablecer el equilibrio de la piel después del choque que ha sufrido.

Estos son algunos de los elixires que aplicamos en acción directa sobre la piel en Lotus Blanc, en formulaciones de crema con consuelda menor  o en gel de aloe vera.

CONSUELDA MENOR: Tonifica y revitaliza. Refuerza el sistema etérico. Ayuda al cuerpo a reencontrar el propio poder de curación y transformación. Elixir BASE para combinaciones en uso tópico.

ARNICA: Para golpes y traumatismos. Se utiliza por sus cualidades de regeneración.

CALÉNDULA: Aporta calor, sensibilidad y dulzura en comunicaciones, Recomendada para terapias donde el paciente rechaza el trabajo corporal. Establece comunicación del cuerpo

CAPUCHINA: Tónico estimulante y vivificante. Alivia los dolores de cabeza provocados por exceso de trabajo menta e intelectual.

CONSUELDA: Refuerza y tonifica el sistema nervioso. Relaja tensiones nerviosas. Junto con elixir de Lila para masajes espalda-

LILA: Equilibra la circulación energética de la espalda y aporta flexibilidad. Regenera la columna vertebral y corrige postura. Tensiones en espalda.

DIENTE DE LEON: Relaja y descansa la estructura muscular. Elimina tensiones acumuladas en músculos. Favorece relajación después de esfuerzo físico, bloqueo muscular o agotamiento.

HIPERICO: Protege de los rayos ultravioletas del sol. En base de aceite para calmar y suavizar pieles secas que se han expuesto demasiado al sol

LAVANDA: Libera tensiones nerviosas y físicas provocadas por el exceso de estímulos. Se recomienda en personas muy sensibles que tienen los nervios “a flor de piel”. Actúa sobre parte superior del cuerpo: espalda, cuello, cabeza

LIMON: Elimina las tensiones, relaja la estructura muscular y tonifica los tejidos cutáneos. Excelente regenerador de la piel

MANZANILLA: Relaja tensiones situadas a nivel de estómago y plexo solar. Favorece relajación muscular y nerviosa. Para personas hipersensibles, con trastornos digestivos.

ORTIGA: Relaja y protege la piel contra inflamaciones y irritaciones

PERAL: Equilibra la columna vertebral y favorece la alineación del cuerpo en su eje vertical.

Podéis encontrar más información de nuestro Set especial promoción de Piel Sana en nuestra web.

¡Un abrazo llenos de flores!

 

Anuncios

Sinergia entre elixires de Bach y elixires Mediterráneos

Sinergia es un concepto que nos parece adecuado de cómo podemos pautar fórmulas o tratamientos en los que podemos combinar ambos sistemas florales, el tradicional de Bach y las nuevas esencias mediterráneas; siempre respetando que la sensibilidad, conocimientos, experiencia  e intuición del terapeuta floral serán la guía básica para el tratamiento. Y nos lo parece porque no representa una simple adición de efectos de los diferentes elixires sino que el resultado final aporta algo más que una simple acumulación. Combinando ambos tipos de esencias perfilamos, completamos el efecto donde convergen con matices difícilmente alcanzables por solo una de ellas. Además incorporamos flores de nuestra flora cercana, aspecto importante cuando pensamos que las vibraciones de nuestro entorno son las mismas para todos los seres vivos que lo habitamos.

Por ejemplo, tomemos el par Larch – Botón de Oro. Larch o Alerce es una flor que trabaja básicamente las dudas en la confianza en las propias capacidades, dudas asentadas en inseguridades y cierto miedo al fracaso. El Botón de Oro (Ranunculus acris) trabaja el mismo aspecto pero centra su efecto en mejorar aspectos de la persona de baja autoestima que siempre se producen  en casos de falta de confianza.

Un ejemplo más, la dupla Pine – Hisopo: Ambas flores centran su acción en remontar el sentimiento de la culpa. En Pine lo trabaja más desde el debería haberlo hecho más o mejor; en cambio en Hisopo la culpa es más una certeza de haber cometido un error y permite comprender mejor el pasado.

Hay muchos más ejemplos de sinergias entre flores de Bach y flores mediterráneas. Podéis encontrar también potenciación entre Impatiens y Lavanda, o entre Water Violet y Manzanilla, por citar solo un par de casos más. En Lotus Blanc, que las conocemos en su entorno donde las elaboramos, realizamos estudios de eficacia y ambos sistemas de esencias combinados armónicamente nos ofrecen unos excelentes resultados en la consulta con nuestros pacientes.

Si queréis conocer  mejor ambos tipos de elixires  podéis encontrar más información en nuestra web así como en nuestra formación tanto de esencias de Bach como mediterráneos.

¡Un fuerte abrazo lleno de esencias de flores!